El notario: una figura de la democracia

96 001 92 92
El notario: una figura de la democracia

Llevamos años dedicándonos a la tramitación de herencias en Alberic y a muchas otras labores propias de una notaría. La gente cada vez es más consciente de que las sociedades más avanzadas se preocupan de tener una estructura justa y compleja que vele por los intereses de cada ciudadano. 

Sin duda alguna el notario es un símbolo de libertad y de democracia. Habría que remontarse al nacimiento de la cultura egipcia para encontrar los inicios históricos de nuestro trabajo. Allí existía el escriba, una persona que se dedicaba a redactar escritos para dejar constancia de algunos actos y acuerdos. Tras los egipcios; los romanos y los griegos también contaron con esta figura que fue evolucionando hasta la aparición del notario en las sociedades modernas.

En España el Rey Alfonso X "El Sabio" ya comenzó a regular el sector de los notarios consciente de la importancia y el impacto que tenía este trabajo. Aquel rey ya le otorgó a los notarios ese rol de funcionario público e independiente que nos acompaña hasta el día de hoy.

Con la llegada del mercado y de las sociedades contemporáneas la labor del notario se hace vital. Compras de inmuebles, préstamos, tramitación de herencias en Alberic... todo esto forma parte de nuestro trabajo diario, por eso es imposible imaginarse una sociedad moderna sin nuestra labor.

En la Notaría Alberic P. Noguera creemos que pese a que los notarios formamos parte de la historia de las sociedades más avanzadas, todavía seguiremos evolucionando siempre prestando un servicio indispensable a la ciudadanía.

haz clic para copiar mailmail copiado